LOS CUIDADOS DEL EMBRAGUE

0 Comments

CONSEJOS PARA EL CUIDADO DEL EMBRAGUE DE TU VEHÍCULO

La seguridad es lo más importante en el momento de conducir. De nada sirve disponer de un vehículo de alta gama si no le hacemos las revisiones pertinentes o no cuidamos del desgaste de sus piezas.

Una de las más relevantes y de las que depende el funcionamiento de todo el coche es el embrague. Usarlo de una manera inadecuada tiene como consecuencia que se desgaste y haya que cambiarlo, lo que equivale a un gasto extra con el que no contábamos y que podíamos haber evitado de haberlo llevado al taller de forma periódica.

1 – No conduzcas con el pie en el pedal del embrague

Se trata de una costumbre que acompaña a muchas personas en la conducción. ¿Por qué no es recomendable? Si apoyamos el pie en dicho pedal, el collarín del embrague se va deteriorando poco a poco.

Evita este vicio situando el pie izquierdo en el reposapiés mientras estás circulando con tu coche y no es necesario utilizar el embrague. No solo es un aliado frente a averías, sino que mejora la eficiencia en la conducción.

2 – No frenes reduciendo las marchas

Muchos conductores se preguntan si es malo frenar el coche reduciendo las marchas. Los especialistas recomiendan evitar esta práctica y utilizar siempre los frenos para disminuir la velocidad.

Otro aspecto importante para cuidar el embrague del coche es evitar los cambios de marchas muy bruscos. Por ejemplo, si de tercera pasamos a quinta directamente, la amortización radial del disco se perjudicará.

Este tipo de comportamientos convertidos en prácticas habituales en la conducción pueden desembocar en el cambio de la caja de cambios del coche. Por tanto, analiza cómo usas el embrague.

3 – ¿Vas a cambiar de marcha? Pisa el pedal del embrague hasta el final

Seguro que no es la primera vez que has escuchado un ruido seco desde la caja de cambios cuando cambias de marcha sin pisar hasta el fondo el pedal del embrague.

Este sonido es la señal de no haber dejado espacio al disco del embrague para la entrada de la nueva marcha.

¿Qué consecuencia tiene hacer mal los cambios de marchas? La caja de cambios se irá deteriorando poco a poco hasta que al final, con el mal uso, acabe siendo necesaria tu sustitución y un fuerte desembolso económico en la reparación.

4 – En los semáforos no se pisa el pedal del embrague

Cuando paras en un semáforo, ¿tienes la costumbre de mantener pisado el pedal del embrague mientras el semáforo cambia de color? Sentimos decirte que es una mala praxis.

Te aconsejamos que en esos casos siempre pongas punto muerto durante la espera que no perjudicar al sistema de embrague del vehículo.

5 – No conduzcas con una mano en el volante y la otra en la palanca de cambios

En el día a día no nos damos cuenta pero es muy habitual que, mientras conducimos, las dos manos no permanezcan en el volante, sino que una de ellas la apoyamos en la palanca de cambios.

Esa presión extra perjudica a la vida útil del vehículo, motivo por el que se debe evitar este vicio durante la conducción.

6 – Evita cambios bruscos

Cada vez que cambies suelta el embrague con suavidad. Evita los cambios bruscos y las pisadas sin delicadeza. El coche no necesita que lo trates así y puede que te lleves un susto si acostumbras a hacerlo.

7– Mantenimiento de líquidos

Mantén los líquidos refrigerantes en buen estado y en los niveles indicados pro el fabricante, pues el exceso de temperatura hace que el kit de embrague se fuerce más de lo debido provocando un desgaste extra

Poniendo en práctica estas recomendaciones, te aseguramos que tu embrague durara más tiempo y te ahorrarás mucho dinero. En caso de duda, consulta en nuestro taller.